911297175

610248188

Todo lo que deberías saber sobre foliculitis

La foliculiltis es una dolencia que puede afectarte tras haberte sometido a la depilación. En los siguientes apartados se describe en qué consiste y cuáles son las mejores formas de evitarla.

Foliculitis: ¿qué es y cuáles son sus síntomas?

El término es el elegido para designar la inflamación de uno o más folículos pilosos (unos sacos de pequeño tamaño que se encuentran en la base de cada pelo que tienes en el cuerpo). Puede presentarse en cualquier área del cuerpo y se detecta gracias a los siguientes síntomas:

  • La presencia de distintos bultos de color blanco o rojo alrededor de la base del vello corporal.
  • Bultos que forman una bolsa de pus que puede abrirse formando una costra resistente.
  • Picor, enrojecimiento y molestias en las zonas con vello.

Para su detección, es imprescindible llevar a cabo diversas pruebas diagnósticas (extracción de uno de los bultos o cultivo del líquido expulsado por una de las costras), para detectar cuál es el hongo o la bacteria que ha provocado su aparición. El motivo más habitual es el estafilococo, que termina afectando a los folículos de forma definitiva.

Entre las causas más habituales de su aparición podríamos citar las siguientes:

  • Las diversas lesiones en la piel no tratadas correctamente.
  • El bañarse en piscinas, spas y lugares en los que no se lleve una estricta desinfección.
  • Tener un sistema inmunitario demasiado débil.

Los factores anteriores confirman que con el tratamiento correcto, el láser no ha de provocar esta dolencia, especialmente si te sometes a la misma en una clínica especializada en depilación láser que te ofrezca todas las garantías de salubridad.

¿Cómo evitar esta infección bacteriana o fúngica?

Por suerte, puedes evitar la foliculitis siguiendo los consejos que ahora te comentamos:

  • No compartas toallas, cuchillas de afeitar, esponjas o productos similares con nadie.
  • Evita la ropa demasiado ajustada ya que puede provocarte rozaduras que alteren la resistencia de tu piel.
  • Limpia inmediatamente las heridas que puedas producirte afeitándote, cocinando o en situaciones similares. Lava el corte con agua jabonosa, y usa siempre un producto desinfectante para evitar problemas.

Es importante que, si ya se ha producido la infección, acudas al médico si tienes fiebre, si aumentan los folículos afectados, si percibes mal olor o si observas forúnculos en la zona afectada. Estos síntomas denotan que la infección está empeorando, por lo que debes poner en práctica todo tipo de medidas para evitar su propagación.

El tratamiento habitual consiste en la administración de antibióticos, antimicóticos, esteroides, antihistamínicos, luz ultravioleta y AINE (antiinflamatorios no esteroideos). Recuerda que debes consultar siempre con un médico para que te recete lo más recomendable. Usar una medicación incorrecta no solo no solucionará el problema, sino que alargará sus síntomas y complicará su curación.

Es importante reseñar que esta afección es muy común y que las antedichas medidas de prevención son siempre eficaces para lograr un óptimo resultado. Si estás pensando en hacerte la depilación láser, pero te da miedo la foliculitis, confía en nuestra clínica, donde te daremos las indicaciones más eficaces para evitar esta infección.