911297175

610248188

Eliminación de arrugas con toxina botulínica

Eliminación de arrugas con toxina botulínica

¿Quieres conseguir un aspecto más joven y una mirada más fresca y natural eliminando las líneas de expresión de la frente y las patas de gallo? Todo esto es posible con la toxina botulínica en nuestro centro de medicina estética en Alcalá de Henares.

¿Qué es la toxina botulínica?

La toxina botulínica tipo A es una proteína natural purificada que tiene la capacidad de relajar el músculo. Se inyecta en pequeñas dosis donde existen arrugas de expresión, para lograr su eliminación o atenuación y prevenir la aparición de nuevas.

No es un material de relleno, es decir, no elimina las arrugas aportándoles volumen sino que actúa sobre los músculos de la cara relajándolos y así se disminuye el efecto de las contracciones en la piel. Actúa devolviéndole al rostro tersura y luminosidad, manteniendo así una expresión natural.

¿Cómo se eliminan las arrugas faciales con la toxina botulínica?

Para infiltrar la toxina botulínica se utiliza una aguja muy fina. El tratamiento es prácticamente indoloro y no requiere anestesia. Se inyecta superficialmente y en un tiempo muy corto (de unos 15 minutos) en las zonas donde hay arrugas faciales de expresión como es el entrecejo, las patas de gallo, la frente y otras. Además, podemos controlar el grado de parálisis que queremos, logrando así un resultado más natural y del agrado de la paciente.

La infiltración de toxina botulínica en Alcalá de Henares es un tratamiento seguro cuyos resultados son excepcionales y no es necesaria prueba de alergia. Se administra en dosis muy pequeñas por lo que no se acumula con los años.

Los efectos se empiezan a notar normalmente a partir del tercer día y son siempre temporales y reversibles, logrando de forma progresiva borrar las arrugas poco a poco. El rejuvenecimiento es evidente y la expresión facial aparece más relajada, dando una sensación de aspecto descansado.

Para mantener las arrugas de expresión difuminadas es aconsejable realizar un tratamiento cada cuatro meses durante el primer año y a partir del segundo año una sesión cada seis meses.

Después del tratamiento

Tras el tratamiento se puede hacer vida normal inmediatamente, aunque no es aconsejable acostarse ni practicar deporte durante las cuatro horas siguientes. En algunos casos puede aparecer algún pequeño hematoma, que fácilmente se puede disimular con maquillaje y desaparece en pocos días.

Es aconsejable un retoque cada seis meses para su mantenimiento (dos veces al año). Los efectos de la toxina botulínica van disminuyendo progresivamente hasta desaparecer por completo, es decir, que son temporales y reversibles. Se puede aplicar en cualquier época del año. La duración de las sesiones es de 30 minutos.

Se puede tomar el sol pero siempre con protección solar. Se puede trabajar y realizar vida completamente normal nada más acabar la sesión.

¡A qué esperas! Pide tu cita en nuestro centro de medicina estética

Solicita nuestra consulta gratuita

Nombre*

Correo electrónico*

Teléfono*

¿Que tipo de tratamiento buscas?

Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad

Contacta con nosotros

Déjanos tu número de teléfono y te llamamos

Lunes a viernes de 9:00 a 21:00 Sábados de 9:00 a 15:00

X
¿TE LLAMAMOS?